jueves, 10 de febrero de 2011

RELIGIÓN Y POLÍTICA EN BIZANCIO EN VÍSPERAS DE LAS CONQUISTAS ÁRABES

Nos llega hoy una reseña de un estudio del profesor Frendo JDC publicado en la Revista de Estudios Romanos y Bizantinos Florilegium y que lleva por título: Religión y política en Bizancio en vísperas de las conquistas árabes.

File:Heraclius and Heraclius Constantine solidus.jpg


Las tres décadas que van a componer el largo y accidentado reinado del emperador Heraclio (610-641) constituyen a la vez un punto de inflexión en la evolución del estado bizantino y un hito en la historia de Europa y Oriente Medio. Es difícil, por lo tanto, aunque esencial, en primer lugar a los efectos del presente análisis, tratar de separar un aspecto de esta situación desde el otro. Sin embargo, un buen punto de partida para tal intento había sido suministrado por el historiador G. Ostrogorsky. Para él, los cambios que el estado bizantino realizó durante el periodo de tiempo de los inicios de la expansión del Islam se realizan de forma independiente de cualquier consideración de la importancia que comenzaban a tener los seguidores de las doctrinas del profeta Mahoma.

Archivo:Greekfire-madridskylitzes1.jpg

Los años de anarquía del emperador Focas fueron la última fase en la historia del Imperio Romano de Oriente. Durante este tiempo el  viejo imperio oriental, que representaba la época romana tardía llegó a su fin. La nueva formulación que representa Bizancio supone la apuesta clara por salir de la crisis en una forma esencialmente diferente, capaz de deshacerse de la herencia de la vida política decadente y de recurrir a nuevas fuentes, fuertes y vigorosas. Así pues, a partir de ese momento, comienza la historia bizantina propiamente dicha. Es el inicio del imperio griego medieval cuya vida se dilatará hasta 1453 en Constantinopla y hasta 1461 en Trebizonda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada